Blogia
Domustempli

3. Los hechos probados (II parte)

2. Sobre Hugo de Bagá. la hipótesis de un fundador catalán de la Caballería del Templo

En la Biblioteca Nacional de Madrid, hay varios documentos procedentes de la Casa de los Condes de Guimerá los cuales consultamos personalmente entre el 20 y 26 de junio de 1984, de los que se nos facilitaron en su momento las correspondientes fotocopias para su posterior estudio y trascripción. Los redactores de esos documentos, haciendo la historia de los Condes de Ribagorza, que no la del Temple, hablan de un antepasado de la Casa del que, consultados los papeles, documentos y genealogías existentes en sus archivos, dicen que fue fundador del Temple y su primer Maestre, un caballero natural de la Villa de Bagá (en el Bergadán), llamado Hugo de Pinós por su linaje y Hugo de Bagá como gentilicio, por su procedencia. El más antiguo de estos documentos de que hablamos lleva fecha de 4 de noviembre de 1620 y está escrito por don Bernardo Galcerán de Pinós. Veremos a continuación de forma pormenorizada cuales son estos documentos.

@ Documento 1. Biblioteca Nacional de Madrid, ms-3085.Genealogía y descendencia de la Casa de Pinós. Dirigida a la Excelentísima Doña Isabel Margarita de Ixar (Híjar), duquesa de Belxit (Belchite). Bernardo Galcerán de Pinós. 4 noviembre, 1620.

Sobre este documento don Luis de Salazar y Castro, una fuente plenamente solvente, comendador de Zurita, Procurador General de la Orden de Calatrava, Alguacil Mayor de la Inquisición del Reino de Toledo, Cronista Mayor de las Indias y bibliotecario del rey Carlos II, en su “Biblioteca Genealógica española”[1] (BNM ms-18121), como él mismo afirma, “escrita de su puño en Madrid a 14 de julio de 1702”, se expresó en los siguientes términos:

Don Bernardo Galcerán de Pinós y San Clemente, señor del castillo de Barberá en Cataluña, escribió un libro muy puntual de la Casa de Pinós, una de las mayores de Cataluña y de los vizcondes de Canet y Fenollet. Es obra estimable por estar formada sobre los instrumentos de aquélla casa, más no se ha impreso.

En la página 20 de este manuscrito 3085, hablando de don Pedro (IIIº) Galcerán de Pinós y en la Nota 3, al pie de página, dice de él:

"Fue su hermano o hijo Hugo de Bagá, por error llamado de Paganís, dicho así por haber nacido en Bagá, el primer Maestre de los Templarios. Y según los años de la fundación de la religión antes ha de ser hermano o hijo que no tío. Porque la conquista de la Tierra Santa fue año de 1192 [sic, por 1092] y el pasado Hugo fue año de 1095. O se ha de dar que hubo más de un Hugo en la Casa de Pinós."

@ Documento 2. Biblioteca Nacional de Madrid, ms-3054.Sin título, datado en 1638, cuyo autor es Gaspar Garcerán de Pinós y Castro, conde de Guimeran (sic), viceconde de Ebol y de Alquer Foradat.

En la Tabla y sumario II, número XIII, dice:

"Pedro III Galcerán de Pinós, casó con Berenguera de Moncada, año 1092. Fue almirante primero de Cataluña. Estuvo en la conquista de la Tierra Santa y truxo el glorioso recuerdo de la Cruz..." Y en las advertencias particulares de la Segunda Tabla (genealógica) escribe el autor: "Pedro IIIº Galcerán de Pinós tuvo dos hijos: a Galcerán Galcerán que le sucedió en las Varonías y a Hugo que con su hermano mayor se halló en la conquista de la Tierra Santa, que fue el primer Maestre de la Sagrada Milicia del Temple, llamado Hugo de Bagá por haber nacido en aquélla Villa y no de Paga o Paganís, como leen otros, corrompidamente."

@ Documento 3. Biblioteca Nacional de Madrid, ms-3089.Borradores originales sobre la familia Pinós, obra de Gaspar Galcerán Gurrea de Pinós, conde de Guimerá, datado en 1638.

@ Documento 4. Biblioteca Nacional de Madrid, ms-7377. Manuscrito anónimo del siglo XVIII que lleva por título: "Relación histórica de los condes de Ribagorza. Vida de cuatro maestres del Temple y de San Juan, de la Ilustrísima familia de Pinós y de la razón de la inscripción griega de la cruz de Vagá que son de la armada que ganó Tierra Santa."

Este manuscrito es el que mencionaron García Atienza, Alarcón y Lamy en su momento, como dijimos más arrriba, quizá el más extenso en cuanto al tema que nos ocupa, pues recoge los anteriores documentos además de otros que no conocemos por no haber llegado hasta nosotros y parece hacer una síntesis de todos ellos. El documento hace una introducción a cómo se predicó y por qué la Primera Cruzada y en el folio 87-R, al final leemos:

"Entre dichos príncipes y señores que acudieron de España fueron los condes de Rosellón y Cerdaña y Guillén de Canete, en compañía de los cuales pasaron don Galcerán Galcerán de Pinós y don Hugo de Pinós, hijos de don Pedro Galcerán de Pinós y de doña Berenguela de Moncada. Era don Pedro Almirante de Cataluña y el primero que tomó tierra en las islas de Mallorca en su conquista. (87-v) confinaban sus estados con los de los condes de Cerdaña y esta razón de vecindad y otra mayor... aficionaría a estos caballeros a acompañar en viaje tan pío al conde.” Habla seguidamente de la conquista de Jerusalén y de cómo nacieron los templarios y por qué se les llamaba así, para seguir con esto: "A esta religión dieron principio Hugo de Pinós o Bagá y Jofre de Adimaro con otros siete compañeros que, dedicándose al servicio de Dios bajo el más concreto de defender a los peregrinos (...) hicieron profesión en manos del Patriarca de Jerusalén, prometiendo perpetua castidad, obediencia y pobreza. Dioles habitación Balduino, rey de Jerusalén, en su palacio junto al templo de Salomón. Vivían de limosna y vestían con lo que otros dejaban, hasta que en el concilio que se celebró en la ciudad de Campaña, presidiendo el obispo de Albano, legado del Papa Honorio Segundo, les fue mandado guardar la regla que les compuso el Padre san Bernardo, el cual les señaló hábito propio, que fue un manto blanco, anchuroso, grande y muy autorizado, sobre el que en tiempo del (88-R) papa Eugenio tercero, cosieron una Cruz de paño rojo en la forma que se sigue

20080626232650-02-cruz-ms-7377.jpg

que es la misma que hoy traen los Canónigos del Sepulcro de la ciudad de Calatayud, reliquias de esta religión (......) Llamóse Hugo, dejando el apellido de Pinós, de Bagá o Baganís, no de Paganís como algunos corrompidamente quieren, buscando a ese nombre misterios excusados, de la Villa de Bagá, cabeza de las baronías de sus padres, donde él había nacido. Ora esto lo hiciese en honra de su patria, ora llevado de la religiosa humildad que se practica en las más reformadas religiones de dejar los honrosos apellidos de sus padres y tomar el de sus tierras patrias (...) Esta vereda emprendió el segundo hermano Hugo de Pinós de la jornada de Jerusalén... y como dejándole en la ciudad de Jerusalén hubiese de volver don Galcerán Galcerán de Pinós, su hermano, mayor de la casa de sus padres, no quiso el Maestre que el hermano se fuese con las manos vacías: antes cedió aquél Guión Santo de la Cruz, que había quedado depositado en la Iglesia y casa de los templarios, acabada la jornada......"

La presencia de caballeros catalanes en la cruzada está ampliamente documentada y testimoniada, tanto en la primera expedición de 1096-1099 como en las subsiguientes, pues recuérdese que hasta casi 1131 no se consolida el dominio occidental sobre Ultramar y siguen afluyendo tropas de occidente.

El ya citado Vicente Lafuente[2] nos amplia esta cuestión cuando escribe:

La empresa de conquistar a Tarragona no estaba reservada al fratricida[3] ... A fin de reparar su honor y borrrar su pecado, marchó a la conquista de Tierra Santa y murió peleando valerosamente. En pos de él marcharon otros nobles catalanes, entre los que merece citarse Gerardo, Conde de Rosellón, uno de los primeros que entraron en la Ciudad Santa. He aquí como describe este suceso un escritor distinguido (Piferrer): “El fervor creció, al paso que menguaban los temores por la seguridad de Cataluña: el buen nombre de esta resplandecía en Siria con los hechos de los caballeros Guillermo Jofré de Cerviá, Cúculo, su hermano, Pedro Guerau[4], Arnaldo Guillem, Ramón Folch, Pedro Mir o Mirón[5] y de los muchos cuyos nombres no constan como su existencia: allá partían en 1110 Arnaldo Mirón, quizás de San Martín, el intrépido defensor del huérfano en 1118. Arnaldo Volgar, señor de los castillos de Flix, Conques, Figuerola, Vallvert y Calaf, y para que a ese cuadro de heroísmo no le faltase su último toque, una dama, del término de La Roca, Azalaida por nombre, entraba intrépida en las galeras, que cargadas de tropas cruzadas zarpaban de Barcelona en 1104. Las historias de ese movimiento de Europa conservan la esclarecida memoria de aquél Pedro Barcelonés, que fue prior del Santo Sepulcro y murió en 1164 Arzobispo de Tiro.”

A este propósito conviene que recordemos aquí algunas fechas anteriores a la fundación de la Caballería del Templo que nos ponen en evidencia cómo con la toma de Jerusalén el 15 de Julio de 1099 no habían terminado en modo alguno las acciones militares:

Fecha

Acontecimiento

Agosto 1100

Bohemundo I de Antioquía es vencido y cae prisionero del emir Kerbuka

1101

Campaña de Raimond de Saint Gilles, quien en mayo cruza el Bósforo al frente de cien mil hombres. En junio toma Ankara y en agosto su ejército es aniquilado en Merzifun, consiguiendo él huir y ponerse a salvo

Abril 1102

Saint Gilles con un nuevo ejército pone sitio a Trípoli y derrota ante los muros de la ciudad al ejército combinado de los emires de Trípoli, Damasco y Homs

Mayo 1102

Ofensiva egipcia dirigida por el emir Sharaf que coge por sorpresa y vence a Balduino I en Ramla. Poco después Balduino derrota a los fatimitas egipcios y ocupa Cesárea

Mayo 1104

Los cruzados ocupan Haifa, Jaffa y Acre. El ejército de Bohemundo I, Tancredo y Balduino de Edesa es seriamente derrotado en Harran y Balduino cae prisionero de Sokmán

Octubre 1108

Tancredo de Antioquía & Ridwan de Alepo vencen en Tell Basher al emir de Mosul, aliado con Balduino de Edesa y su primo Jocelin

12 Julio 1109

Después de mantener el cerco durante dos mil días los francos toman Trípoli al asalto, con una gran matanza. Se fundan los ducados de Trípoli & Beirut

13 Mayo 1110

Beirut es conquistada por los francos tras una breve y feroz resistencia

Verano 1110

Balduino I pone cerco a Sidón, con la ayuda del rey Sigurd de Noruega, llegado con 60 navíos cargados de guerreros

4 Diciembre 1110

Capitulación de Sidón

Julio 1111

El gobernador fatimí de Ascalón es asesinado por pactar con los francos. En la rebelión se ejecuta a 300 hombres de la guarnición puesta por Balduino I

10 Abril 1112

Tras 123 días de asedio los francos son derrotados y levantan el sitio de Tiro

Marzo 1118

Balduino I se lanza a conquistar Egipto con 216 caballeros y 400 infantes. Se apodera de Farama, pero enferma gravemente y tiene que ser repatriado, muriendo en el camino de regreso

Uno de los principales señores que participaron en la primera cruzada fue el conde Raimundo de Tolosa –Raymond de Saint Gilles- quien regía un extenso territorio en la Occitania, con soberanías, vasallajes y complicados lazos entrecruzados a uno y otro lado de los Pirineos. Su esposa, doña Elvira, era hija del rey Alfonso VI de Castilla, y la hermana de ésta, doña Teresa, casada con Enrique de Borgoña, hermano del duque de Borgoña en 1095, “reinó” en Portugal sometida al vasallaje de su padre hasta 1128 en que fue derrocada por su hijo Alfonso Enríquez, primer rey de Portugal. En cuanto a Ramón Berenguer III, conde de Barcelona desde 1097, quien reconquistaba Balaguer en 1106 e incorporaba por aquellos años a su corona condal el condado de Besalú (1111) y el transpirenaico de Cerdaña (1117), tambien tenía lazos de parentesco con Raimundo de Tolosa, su tío por línea materna, pues tanto Ramón Berenguer Cap d’Estopa, conde de Carcassone, como Raimundo de Tolosa eran hijos de Alodis de la Marche, aunque de distinto padre.

Así que tal vez como vasallos del conde Raimundo de Tolosa, emparentados con este o con el conde de Barcelona Ramón Berenguer III, pudieron participar los nobles caballeros catalanes como nos decía el manuscrito 7377 de la Biblioteca Nacional en el párrafo que nos permitimos repetir para llamar la atención del lector:

"Entre dichos príncipes y señores que acudieron de España fueron los condes de Rosellón y Cerdaña y Guillén de Canete, en compañía de los cuales pasaron don Galcerán Galcerán de Pinós y don Hugo de Pinós, hijos de don Pedro Galcerán de Pinós y de doña Berenguela de Moncada. Era don Pedro Almirante de Cataluña y el primero que tomó tierra en las islas de Mallorca en su conquista. (87-v) confinaban sus estados con los de los condes de Cerdaña y esta razón de vecindad y otra mayor... aficionaría a estos caballeros a acompañar en viaje tan pío al conde.”



[1] Biblioteca Nacional de Madrid, manuscrito 18121. “Biblioteca Genealógica Española” por Don Luis de Salazar y Castro. Madrid 1702. Folio 21-R

[2] Vicente Lafuente, op. cit., página 59

[3] El conde Berenguer Ramón II (1082-1097)

[4] Podría tratarse del Pedro IIIº Galcerán de Pinós, que estuvo en la primera cruzada., pues los Pinós usaban indistintamente Gurau, Gurav o Grau como apellido . Ver más abajo, en el manuscrito 3085 de la BNM.

[5] Cabe la posibilidad de que el Pedro Mir, Miro o Mirón que aquí se cita sea el mismo al que se refieren las escrituras 1, 2 y 3 del Cartulario 595-B del Archivo Histórico Nacional que recogen las donaciones que este caballero hizo al Temple el 17 de diciembre de 1128.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres